loader image

(3-4-22)

Este mes de marzo se cumplieron siete semanas de la muerte del maestro Thich Nhat Hanh.

En la tradición budista se celebra una ceremonia, cuando han transcurrido cuarenta y nueve días del fallecimiento, con la intención de que sea favorable para que el ser se remanifieste. Hemos podido seguir, desde la sangha de Espai de Diàleg, la ceremonia que culminó con la dispersión de las cenizas en la colina de los budas de Plum Village.

Fueron momentos de muchas emociones recordando mantener la atención plena y acogiendo las emociones que iban apareciendo. A la ceremonia acudieron también vecinos de Plum Village para acompañar a la comunidad monástica. El nuevo Abad, el hermano Phap Huu, los monges y las monjas dieron testimonio de que Thay sigue vivo en us enseñanzas, en sus actos y en su budismo comprometido.

La ceremonia completa.

Caminando con atención plena hacía la colina de los budas, llevando las cenizas.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilitzem cookies per oferir-vos la millor experiència web. Si segiu navegant esteu acceptant la nosra política de cookies. Podeu obtenir més informació sobre quines cookies utilitzem   
Privacidad